El Servicio Canario de Salud convoca un concurso de méritos “encubierto”

0
308

El Servicio Canario de Salud ha convocado un ¿concurso-oposición libre? en el que ofrecerá a los opositores tanto las preguntas como las respuestas del examen. Además, la fase de oposición no será eliminatoria y las preguntas fallidas no restarán puntos. Esto provoca que, automáticamente, todo el proceso se centre realmente en la fase de méritos.

Un concurso de méritos con apariencia de concurso-oposición

En los últimos meses de 2022, todas las administraciones públicas han convocado diferentes procesos selectivos de estabilización para reducir la tasa de temporalidad en el empleo público en España, tal y como dicta la Ley de Interinos. Según esta norma, unos procesos podían convocarse excepcionalmente mediante un sistema de concurso y otros, la mayoría, serán mediante el sistema de concurso-oposición, ambos de carácter libre.

Los procesos solo de concurso van orientados a plazas ocupadas desde hace más de cinco años ininterrumpidos por interinos y los de concurso-oposición a los de tres años, aunque todo el que cumpla los requisitos puede presentarse. Ambos modelos de convocatoria corresponden, como siempre en el empleo público, a una oferta de empleo previa. Esta convocatoria publicada por el Servicio Canario de Salud en cuestión, es, en teoría, un concurso-oposición libre y se encuentra en el Boletín Oficial de Canarias nº 255. Sin embargo, en la página 55890, se indica que los opositores tendrán acceso a una serie de preguntas y respuestas entre las que se encuentran las que posteriormente van a figurar en el examen. Estas son las bases de la convocatoria a la que nos referimos:

Según el abogado experto en procesos selectivos de este tipo, Rafael de Ferrater, del bufete de abogados Clavero y Borbolla, “lo que se está haciendo es anular la fase de oposición, ya que cualquier persona que se lo prepare puede sacar el 100% de las respuestas, algo que recuerda al carné de tráfico, donde hay determinados test estandarizados. Lo que se ha buscado, desde mi punto de vista, descaradamente, es que la parte de oposición no tenga peso a la hora de hacer el listado de aprobados y se convierta, por la vía fáctica, en un mero concurso de méritos”.

En este sentido, el abogado explica que “por más que los procesos sean excepcionales, el respeto a la función pública debería evitar cualquier tipo de <<compadreo>> en este aspecto. Si bien, la temporalidad es un problema señalado por Europa, no se pueden regalar las plazas y no se pueden reservar para el que actualmente las ocupa, sino que tiene que demostrar un mínimo de capacidades y de méritos sobre otros legítimos aspirantes. Si se establece que, con más de tres años, pero menos de cinco tiene que existir una fase de oposición, al menos que esta fase de oposición sea real. Desde luego, lo normal es respetar lo que dice la Ley y no permitir que se incumpla de una manera tan burda”.

Aunque habrá que esperar para ver cómo se desarrolla esta convocatoria publicada por el Servicio Canario de Salud, el procedimiento es susceptible de declararse nulo si los opositores decidiesen recurrirlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí