Estudiar Oposiciones a los 40

2
4764
oposiciones a los 40

La necesidad de una estabilidad económica y la falta de oportunidades laborales en empresas privadas para personas mayores de 40 años, son los principales motivos que los empujan a comenzar a replantearse el futuro e iniciar la posibilidad de estudiar oposiciones a los 40. A veces no es fácil tomar una decisión como esa, simplemente porque la dedicación y los recursos que se necesitan pueden parecer incompatibles con unas obligaciones ya determinadas. Además, el estar años inmersos en un exclusivo mundo laboral hace que florezcan ciertas inseguridades a la hora de coger un libro para opositar; ¿seré capaz de memorizar?, ¡ya no recuerdo cómo se estudiaba!, ¿tendré fuerza de voluntad?

Pues bien, si no sientes la seguridad suficiente para dar el paso en cuanto a las desventajas que pudieras tener frente a otros opositores, déjanos informarte que juegas con una serie de ventajas enormes sobre una persona joven recién graduada. Si tu focalización en estos momentos nada entre un mar de dudas, pero has llegado a plantearte opositar, no hagas caso omiso y lee todas las cualidades que posees para empezar a estudiar oposiciones a los 40:

hombre cruzando un puente colgante

EXPERIENCIA Y MADUREZ

Si tenemos que comparar nuestra experiencia profesional y personal, no cabe duda que para estudiar oposiciones a los 40 tenemos las ideas mucho más claras que a los 25. Además, la madurez confronta una mayor capacidad de decisión lo que permite esclarecer por qué camino queremos seguir e ir a por ello sin miedo. La tolerancia al fracaso es mayor y el miedo (en cualquier caso relativo) suele ser menor.

confianza y motivación

CONFIANZA

La confianza y motivación son básicas para comenzar a estudiar oposiciones a los 40. No serán pocos los momentos en los que un opositor necesite tirar de ella para seguir adelante con su objetivo. La edad de los 40 años arrastra consigo precisamente un aumento en cuanto a la consciencia, educación y confianza. La forma de ver la vida es totalmente diferente y mantener el enfoque forma parte de la prioridad para las personas que poseen una elevada confianza en sí mismos y en la situación.

DISCIPLINA

Estar expuesto al mercado laboral te dota de una constancia imprescindible para fijar metas y no desviar la vista. Uno de los aspectos fundamentales que se adquieren a la hora de trabajar es la disciplina: cumplir con el compromiso de un horario, unas tareas a finalizar antes de una fecha concreta o reglas personales que ayudan a conseguir de manera constante un resultado positivo. Es extremadamente importante no solo tenerla sino mantenerla durante toda la fase de estudio. La ventaja competitiva de estudiar oposiciones a los 40 años es que tomarse el estudio como un trabajo no entablará esfuerzo. Además, el aprovechamiento del tiempo para el estudio del que puede disponer un opositor pasada cierta edad debe ser máximo, sobre todo porque tiene que intercalarlo con otras prioridades.

CAPACIDAD DE SACRIFICIO

Familias que mantener, hipotecas que pagar y un mercado laboral dañado es la fuerza que empuja a muchos opositores pasados los 40 años a mantener el nivel de sacrificio por encima de una persona joven que no tiene tales compromisos. En muchos casos es complicado recuperar la capacidad de memorización y estar haciendo lo mismo un día tras otro, sin la posibilidad de una comunicación habitual, se hace pesado, pero las ganas de salir adelante aportan la fuerza necesaria.

estudiar oposiciones

10 HORAS DIARIAS

Así lo cuenta Loli (administrativa), de 43 años, que tras separarse y con dos hijos comenzó a estudiar oposiciones para Auxiliar Administrativo en uno de los peores momentos de su vida, aún así, nada le ha impedido conseguir su plaza. “Había pasado por una situación personal difícil y apenas tenía tiempo para dormir cuando comencé a estudiar. Aún así, tenía muy claro, que después de ver las condiciones laborales de las empresas privadas, tenía que optar al empleo público. Me despertaba a las 6 de la mañana para coger libros y llevar a mis hijos al colegio, no los soltaba hasta que los recogía a las 18:00h. Pierdes la paciencia, las ganas y la desmoralización siempre te acompaña pero ellos me daban la fuerza que necesitaba para esa plaza. Al final, cuando algo es extremadamente complicado, te tienes que superar en todos los aspectos”.

LA FAMILIA, EL PILAR

Fernando, de 45 años, también se encuentra actualmente en el mundo opositor para Auxilio Judicial. “Llevo compaginando estudio y trabajo 3 años, sé que voy lento pero tengo mucha confianza en mi constancia y espero que esta convocatoria sea la última”. Fue despedido hace 4 años después de llevar 15 trabajando para la misma empresa y desde entonces ha tenido que realizar trabajos temporales a contratiempo. “Tengo la suerte de tener el apoyo de mi familia, son un factor fundamental para mí y que lo entiendan hace que todo esto, dentro de la dificultad, sea más sencillo”.

UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD

Patricia, de 41 años, sin embargo ya tenía previa experiencia opositando pero esta vez tiene clara su postura. “Me presenté con 30 años a las oposiciones autonómicas sin mucho éxito, tampoco le había dedicado tiempo y por aquel entonces encontré un trabajo en el sector privado, sin embargo la precariedad laboral y el cansancio de tener mal horario y un sueldo sin posibilidad de crecimiento me ha vuelto a empujar a ser de nuevo opositora. Mi marido trabaja fuera y yo tengo que seguir trabajando para que podamos llegar a fin de mes. Se vuelve tremendamente agotador pero el examen es a principios del 2020, solo intento pensar en lo poco que queda y en dar lo máximo de mí misma.”

La oposición no entiende de edad pero sí de constancia, valor, paciencia, ganas y un objetivo claro, aún no consiguiendo plaza de la especialidad que te interesa, por eso desde Mundopositor queremos animar a todos aquellos opositores que busquen una estabilidad, un sueldo digno con posibilidad de crecimiento, horarios flexibles para estar con la familia u otros proyectos, tranquilidad constante y otras ventajas, comenzar a prepararse la oposición. Aunque opositar a los 40 sea una carrera de fondo y requiere mucho esfuerzo, todo lo que obtendrás superará con creces lo que habrás dejado atrás.


Y tú, ¿crees que la edad influye? ¿Consideras que hay más o menos ventajas para los opositores mayores de 40 años

2 COMENTARIOS

  1. Por supuesto que sí influye. Con 18 años me presenté a mis primeros exámenes, no tenía cargas familiares aunque sí un trabajo muy duro, con horarios de hasta 16 horas en momentos puntuales, por supuesto, no saqué la plaza ya que además era concurso oposición. Lo seguí intentando, y mi vida también continuó cambiando, formé una familia y con 30 años quedé muy bien en una oposición y no tan bien en otra, pero fue esta última la que me permitió acceder a cubrir una vacante como interina.
    Llevo 15 años en ella y me presento a casi todo lo que se convoca dentro de mis posibilidades académicas, ya que sólo tengo la ESO ( que saqué también en este tiempo por adultos). Me gusta estudiar, pero de la misma forma que mi vida personal y familiar se va complicando, mi fuerza para estudiar va desfalleciendo, tengo que realizar innumerables repasos para que algo que me llego a aprender de memoria no se me olvide ( FECHAS, DIRECCIONES y OTROS DATOS similares que son muy importantes en mi oposición)
    También me cuesta concentrarme cuando estudio sola, porque mi cabeza divaga con mil cosas, citas médicas, menús, y otras obligaciones varias que con 18 o 20 años no tenía. Así que cuando eso ocurre cojo una hoja y voy anotando esas cosas para ocuparme de ellas cuando termino lo que estoy haciendo, pero también en eso creo que influye la edad, porque casi siempre me cuesta lograr mi objetivo en el tiempo del que dispongo.

  2. Quiero compartir mi historia con vosotros.
    Soy un chico de 45 años, con un empleo estable(de momento) en una empresa privada, donde tras el corona virus despidieron a 30 compañeros y ahora tenemos que hacer el mismo trabajo sin esas 30 personas. Mi mujer de 41 se propuso preparase una oposición de auxiliar administrativo en 2017 y el año pasado empezó a trabajar en bolsa. Viendo todo lo que daba el empleo público me ilusione en prepararme con ella también la oposición y ahora en 2021 con 2 hijos, mi trabajo, los estudios de los 4 en casa, es muy estresante, aunque buscamos momentos de distraccion para todos. El ejemplo que les damos a nuestros hijos es excelente pues ven el esfuerzo que sus padres llevan con los estudios, para conseguir un trabajo estable y ellos siguen el ejemplo si querer.
    Tengo claro que en algún momento de nuestra vida lo conseguiremos, pues la dedicación y constancia hace que al final consigas resultados. Lo que queremos es no llegar a los 50 y que te despidan de un empleo privado, y luego que,, ¿donde buscas la supervivencia, en el sepe? Así que os animo a todos a seguir este camino, que es frustrante, a veces ilusionante, muy largo, pero sobre todo con una meta de tranquilidad y estabilidad mental excelente.
    Si es tu meta, a por ello.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí