Sesgo de autoridad

0
538
Sesgo de autoridad

El sesgo de autoridad es el primero que vamos a ver en nuestra serie de post sobre sesgos cognitivos porque, sin duda, puede llevarnos a tomar decisiones erróneas en las que podemos perder tiempo y dinero. 

Y es que, no siempre lo que dice una figura de autoridad en el mundo de las oposiciones tiene que ser lo mejor para nuestra preparación. 

Vamos a ver en qué consiste y cómo combatirlo

Origen 

El origen de este sesgo está en nuestra necesidad de tener una guía, una orientación, un modelo al que seguir y que represente el conocimiento. El ser humano necesita seguridad, nuestro cerebro gusta de seguir a figuras de autoridad, y este sesgo se basa en ello. 

Consiste en un fenómeno psicológico, muy común, que implica que tendemos a aceptar como ciertas las opiniones, informaciones, juicios y recomendaciones de las figuras de autoridad en una materia concreta, sin cotejar lo que dicen y sin cuestionarnos nada. Creemos en sus palabras por su renombre y su fama. Son las figuras cuya opinión se sobreestima por considerarlos expertos en la materia concreta que sea. 

Ejemplos 

En todos los sectores existen este tipo de “gurús”. Nos referimos a esas “fuentes autorizadas” de las que tenemos la imagen de que saben mucho, tanto que son autoridades en la materia. Desde academias que dicen que tienen “EL” temario para aprobar la opo, a preparadores que conocen la técnica de estudio “perfecta” para memorizar 300 páginas a la semana empezando desde cero (¿?), a ex-opositores (con o sin plaza) que te explican que la “única” forma de aprobar es prepararte como ellos. 

Y ojo, no decimos que no sean válidos sus conocimientos y experiencia. Pero no por ser una autoridad reconocida en la materia, todo lo que digan ha de ser verdad siempre y en todo caso. No siempre un único punto de vista es el más preciso y adaptado para cada uno de nosotros. 

¿Cómo lo vencemos? 

Para minimizar el impacto de este sesgo en nuestras decisiones, y en nuestra vida, podemos seguir unas sencillas estrategias: 

  1. Piensa de forma crítica. No aceptes una recomendación sin evaluarla y revisar si se adapta a tus necesidades reales. Pregunta todo lo que necesites para asegurarte de la información. 
  1. Verifica. Pide una segunda opinión o busca nuevas fuentes de información para tener más puntos de vista que te ofrezcan una visión más amplia. 
  1. Investiga a tu fuente. Que sea una autoridad en un área no quiere decir que lo sea en otras. 
  1. Considera que todos somos humanos y podemos equivocarnos o cambiar de opinión, aunque seamos expertos en un tema. Busca más datos y conforma tu propia información para estar seguro de tu decisión. 

Ahora que sabes lo que es el sesgo de autoridad puedes minimizar su impacto en tu vida y tomar decisiones que sean las mejores para ti. 

¡Puedes contarnos tu experiencia en este este enlace!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.