Kaizen: la mejora continua empieza con el primer paso 

0
559
Kaizen: la mejora continua empieza con el primer paso

El término “kaizen” está de moda. Aunque es un término muy orientado a la empresa, lo vemos por todas partes y se aplica a muchos ámbitos. Desde la forma física, la nutrición o el autocuidado, la filosofía que hay detrás de este concepto japonés se está expandiendo. Y, por supuesto, el mundo de las oposiciones también se beneficia de esta forma de entender la productividad y la mejora. ¿No nos crees? Pasa, que te contamos. 

¿Qué es? 

“Kaizen” es una palabra japonesa que sirve para hacer referencia a un sistema de mejora continua a través de avances constantes, pequeños pero permanentes, que generan grandes mejoras y beneficios a largo plazo. Suena complicado, pero nada más lejos. Se trata de establecer una serie de pasos de mejora continua, en el día a día, para ir consiguiendo acercarnos a nuestro objetivo. No son cambios que suponen un gran esfuerzo, pero tampoco logran resultados rápidos. Se trata de pequeñas acciones que generan una corriente que poco a poco te acerca al lugar donde quieres estar.

Aplicar este enfoque supone cambiar la mentalidad para de lado los cambios radicales que suponen un sobresfuerzo en muchos casos y que se acaban abandonando.

Pongamos un ejemplo: todos sabemos que hacer deporte mejora la calidad de vida y la imagen, pero nadie espera que esto pase la primera semana de ir al gimnasio, ¿verdad? Empiezas a practicar deporte, poco a poco y día a día, para ir acercándote a esa mejor calidad de vida y a esos cambios que te hayas planteado. Pues lo mismo, pero llevado a otros aspectos. Y es que los pequeños cambios sientan las bases de los grandes logros.

La idea de que todo es susceptible de mejora es el eje central del concepto de Kaizen y cada día es una nueva oportunidad de mejora.

¿Cómo se aplica al mundo de las oposiciones? 

  1. Establece tu meta. Puede ser tan ambiciosa y grande como desees, pero debes poder establecer pequeños pasos para poder llegar a ella. Por ejemplo: para sacar tu plaza debes sacar la mejor nota en los exámenes y para ello debes preparar muy bien cada tema. 
  1. Implementa los cambios. Empieza a llevar a cabo esos pasos, esos cambios que has establecido para acercarte a tu meta. Un horario de estudio más acorde a tu cronograma, unas técnicas de estudio más en línea con tu tipo de memoria o de oposición, puedes suponer una gran mejora en el rendimiento. 
  1. Revisa los avances para reajustar lo que sea necesario y asegurar el avance constante. No nos conformamos con “sentir” que aumenta el rendimiento: revisa los tiempos de estudio, los resultados en los simulacros y test, la capacidad de memorización que tienes y adapta lo que necesites. Para esto te puede ser muy útil llevar un diario de metadatos. 
  1. Mantén los cambios que funcionan. Aquello que esté dando resultados debe formar parte de tu día a día para mantener el nivel e irlo aumentando. Recuerda: la mejora puede ser constante. 

Para saber cómo aplicar estos pasos a tu preparación te mostramos los principios básicos

  • Innova. Prueba cosas nuevas sin miedo. Todo lo que sume, se queda; lo que reste, se va. Así de simple. 
  • No hay excusas ni “luegos”. Trabajar por tu futuro empieza hoy. 
  • Haz que pase, no esperes a que suceda solo, porque entonces no pasará. 
  • Mejor hecho que perfecto. El objetivo no es la perfección, sino la acción y la mejora para llegar al objetivo. 
  • Los errores se detectan, solucionan y corrigen. Y después, se sigue adelante.  
  • Nunca dejes de mejorar, pero sé flexible y trátate con cariño y respeto. No todos los días son iguales pero el objetivo de ir mejorando debe ser una constante. 

Beneficios de la mentalidad Kaizen 

Aplicar la filosofía kaizen a nuestra oposición tiene una serie de beneficios que pueden marcar la diferencia en nuestra preparación: 

  • Motiva: Aumenta la motivación por la consecución de objetivos a corto plazo. 
  • Optimismo realista: Facilita tener una mentalidad positiva y proactiva, aumentando la flexibilidad, la búsqueda de soluciones y la adaptación. 
  • Eficiencia: Aumenta la eficacia en las acciones ya que están orientadas a un fin concreto. 
  • Organiza: Requiere de planear los pasos a dar antes de darlos, lo que aporta estructura a la preparación. 
  • Ninguna mejora es definitiva, es solo el paso que nos lleva a la siguiente. 

Y como ninguna mejora es definitiva, desde Mundopositor estamos seguros de que con estos consejos aumentarás tu rendimiento, conseguirás progresar en tu preparación y alcanzar tu plaza.