El poder de la visualización creativa. ¿Mito o realidad? 

0
802
El poder de la visualización creativa. ¿Mito o realidad?

La visualización creativa es una técnica cognitiva que se utiliza en psicología para realizar algunas terapias y que se ha puesto de moda en los últimos tiempos, fuera del ámbito puramente profesional, como una forma de atraer aquello que se desea. Algo así como pedirle al universo que te traiga mágicamente aquello que ansias. 

En Mundopositor nos preguntamos qué hay de verdad y qué de mito en el potencial de esta forma de trabajar la mente para alcanzar nuestras metas y objetivos como opositores. Y como no nos gusta quedarnos sin respuesta a nuestras preguntas, hemos investigado. 

¿Qué es la visualización creativa? 

La visualización creativa es una técnica ampliamente utilizada en psicología para trabajar el control emocional, ayudar a transitar emociones, manejar la ansiedad y fomentar la autoconfianza y el pensamiento positivo, entre otras cosas. 

Consiste en aprender a generar imágenes mentales que nos permitan traer al presente el futuro que deseamos, permitiendo que “veamos” nuestros objetivos cumplidos, con tal nitidez, que podamos incluso sentirlos. Es una poderosa forma de centrar nuestro foco 100% y diseñar, o mantener, el plan trazado para alcanzar nuestras metas. 

¿Cómo se usa la visualización creativa? 

Dependiendo de cuál sea el objetivo que desees conseguir la técnica sufre variaciones. Nosotros vamos a darte una serie de pautas para que puedas probar su potencial como apoyo a tu preparación. Así pues, la definición del objetivo, que es el primer paso para poder realizar una visualización creativa, ya lo tenemos: la plaza. 

¿Preparado? Vamos allá 

Empieza por buscar un lugar tranquilo, en el que no te interrumpan, relájate y ponte cómodo. Respira profundamente y cierra los ojos. 

Trata de imaginar tu yo del futuro. Ya has conseguido tu objetivo, ya tienes tu plaza. Trata de visualizar cada una de estas cuestiones lo más detalladamente posible: 

¿Cómo vas vestido? 

¿Cómo es tu puesto de trabajo? ¿Dónde estás? 

¿Qué estás haciendo? 

¿Qué escuchas? ¿A qué huele?  

¿Qué sientes? (Orgullo, felicidad, satisfacción, tranquilidad, fuerza, serenidad…) 

Añade todas las preguntas que se te ocurran y te ayuden a explorar tu imagen hasta sentir cada detalle. 

Al principio puede resultar complejo mantener la atención sostenida en la visualización de forma que puedas percibir cada detalle, cada elemento, hasta el punto de sentirlos físicamente. Pero con un poco de perseverancia y entrenamiento diario, verás qué fácil te resulta sortear los pensamientos negativos y escaparte a tu imagen de futuro para recargar pilas.  

Te recomendamos terminar cada sesión con frases positivas que refuercen las vivencias experimentadas en la técnica: soy capaz, lo voy a conseguir, cada vez estoy más cerca… 

Recuerda que, para sacarle todo el potencial, debes ser capaz de percibir las sensaciones, de mantenerlas en el tiempo que dura la visualización, de sentir los detalles. Esto no siempre es fácil, pero es el elemento clave para conseguir que esta imagen se convierta en una realidad objetiva.

Ventajas 

Es innegable que una técnica que con potencial de hacerte sentir que tu futuro soñado está aquí, que ya lo has conseguido, aumenta la motivación y la confianza hasta límites desconocidos, pero no es lo único que puede ofrecernos a los opositores: 

  1. Ayuda a manejar la ansiedad en los momentos de mayor estrés, facilitando que mantengamos los pies en tierra firme. 
  1. Potencia el control de nuestros pensamientos, reduciendo los negativos que tanto afectan en el proceso de preparación de una oposición. 
  1. Orienta a la acción, al hacernos ver nuestro objetivo más cercano y accesible. 
  1. Mejora la capacidad de concentración y, por tanto, el rendimiento del estudio. 
  1. Expande tu mapa de oportunidades, ya que tener presente de esta forma tus objetivos te hace experimentar los beneficios desde ya. 

Todas estas ventajas solo se alcanzan con compromiso, constancia y práctica. Necesitas creer en ella para que la energía positiva se libere y te impulse día a día. 

¿Funciona? 

Funciona. Recuerda que nuestro cerebro no distingue la realidad de la ficción, por lo que puedes llegar a experimentar sensaciones físicas “reales” si sabes generar correctamente tus imágenes mentales y alimentar tu mente con ellas.  

Aprender a controlar tu mente es una de las armas más poderosas que puede tener un opositor, y con esta técnica puedes conseguirlo. 

Si te quieres acercar a estas prácticas puedes hacerlo con el taller gratuito de Mindfulness de MAD. En este taller aprenderás a iniciar el proceso de toma de conciencia del presente, paso previo interesante a estas técnicas de visualización creativa.  

“Universo, manifiéstate” 

Lanzar tus deseos al Universo para que éste te los traiga de forma mágica, es una opción romántica que te permite soñar despierto con un futuro mejor, pero, como puedes comprobar, no es lo mismo que la visualización creativa. Cuando sueñas despierto eres un espectador de lo que sucede; en la visualización creativa te conviertes en el eje sobre el que gira la imagen, en el protagonista de la acción, en el que experimenta de forma “real” todas las sensaciones. 

Esta técnica, si se hace correctamente, es muy útil para el trabajo diario, potenciando la motivación y el estudio, sin suponer un gran esfuerzo y ofreciendo un refugio para los días difíciles. ¿Te atreves a probarla?