Juan Antonio García o cómo sacar plaza en Correos sin méritos

0
1330
Juan Antonio García o cómo sacar plaza en Correos sin méritos

Conseguir plaza en Correos sin tener experiencia previa en la famosa compañía de mensajería, es posible. Te lo demostramos: Juan Antonio García aprobó las oposiciones y consiguió una vacante sin tener los famosos méritos que puntúan para el cómputo global de la nota. Este alicantino de 47 años no hizo nada fuera de lo común, salvo centrarse en su objetivo y prepararse el examen a conciencia, desechando todo tipo de mensajes desalentadores que poco o nada le aportaban en su empeño. Una historia que merece la pena escuchar.

Una preparación a conciencia

Tal y como explica Juan Antonio García, él nunca había trabajado en Correos: “yo venía de la calle. Lo único que tenía eran los cursos que da el sindicato y que puntúan, pero esos cursos los hace todo el mundo. En cuanto a puntuación por haber trabajado por servicios prestados, cero patatero, nada. Mi nota fue casi un 90. No recuerdo si fue 86 u 87, pero no llegó al 90. Me quedé sorprendido”.

De hecho, en ese momento él estaba preparando otras oposiciones, que retomó nada mas terminar el examen de Correos, porque no esperaba conseguir plaza: “pensaba que era muy complicado y que a lo único que podía aspirar era a bolsa de trabajo. Estaba preparándome para Subalternos tanto de la Generalitat Valenciana como de la Diputación de Alicante, y cuando terminé de hacer el examen de Correos las retomé porque pensaba que no iba a entrar. De hecho, me llamaron del sindicato para darme la noticia y les pregunté si estaban seguros. Entré en el pabellón, en el CTA de Alicante. En la lista estaba el 17, casi de los últimos. Aquello fue una gran sorpresa, una gran alegría, y cuando se lo dije a mi madre se puso a cantar, se puso feliz y contenta, y fue una gran sorpresa, la verdad. No me lo esperaba”, recuerda con alegría.  

De aquello hace ya dos años: “me examiné en enero – febrero de 2020 y las listas salieron en mayo o junio. Entonces me llamaron del sindicato y tomé posesión el día 1 de julio”, explica Juan Antonio García.

Su preparación

Juan Antonio García recuerda su experiencia como opositor a Correos como una etapa de su vida “muy buena, muy gratificante. Al principio tengo que reconocer que es un temario que desconoces y que no tiene mucho que ver con el de otras administraciones. Pero bueno, una vez que te adentras en el contenido, cada día ves que te gusta más. Los conceptos, todos los procesos en los que ves cómo trabajan en Correos… te llama la atención, es como un gusanillo que te entra y cada día vas aprendiendo cosas nuevas. La verdad es que la experiencia ha sido muy buena. Ha sido como una especie de crecer juntos. Al principio empezar poco a poco y cada día darte cuenta de que quieres saber más cosas. Mi resumen es que merece la pena”.

En este sentido, Juan Antonio García explica que volvería a opositar a Correos sin dudarlo: “merece la pena el sacrificio, porque luego es tanta la recompensa… es un trabajo para toda la vida y es una empresa pública y tienes una serie de garantías que jamás las podrías tener en una empresa privada. Sobre todo, eso. El tener un empleo estable. Date cuenta de que estás en un sitio en el que existe la promoción, existe el poder aprender, el poder promocionarte… La empresa te da oportunidades, las tienes ahí. Eso en muy pocos sitios se ve”.

El alicantino se preparó con Editorial MAD: “a mí me gusta mucho el Curso online. Puedes acceder a una plataforma en la que están los vídeos, la verdad es que ayudan muchísimo y luego los recursos que hay dentro de la misma, como los esquemas que se ponen luego. En global, me gusta todo lo que es el conjunto. Es decir; no solamente la parte documental, sino también la parte gráfica. Lo que más me gusta sobre todo es el complemento visual, y luego los recursos: los esquemas, los test, los simulacros… Los conceptos que tú te has estudiado se te quedan, se te van quedando. Eso es lo que yo veo. Y luego que es una plataforma muy muy seria. O sea, cuando hay cualquier tipo de modificación de la ley o alguna revisión o algo enseguida lo cuelgan”.

Opositar como estilo de vida

Juan Antonio García es un opositor nato, y por eso continúa preparándose otros procesos selectivos, siempre fiel a su editorial de cabecera, que como ya ha indicado anteriormente es MAD: “sigo opositando porque todo lo que he adelantado no quiero dejarlo arrinconado. Quiero seguir preparándome, para ver hasta donde soy capaz. Luego ya decidiré, me puedo pedir una excedencia y probar en otra administración, pero quiero ver la nota que saco y esforzarme más, porque estamos viviendo ahora mismo unos años muy buenos para los opositores y creo que esto hay que aprovecharlo. Me gusta mucho. Editorial MAD es bastante seria, sobre todo para los opositores que tenemos ganas de prepararnos una oposición. No es el típico sitio que te da la sensación de que te están sacando el dinero y que no avanzas. Aquí si tienes interés sí que avanzas, y yo lo tengo comprobado. El material de MAD está actualizado, o sea, que no es un material que se quede obsoleto”.

Dan ganas de opositar solo con oírlo: “a las de Subalterno de la Generalitat Valenciana me presenté el día 12 de marzo. Ha salido la planilla y yo creo que he sacado muy buena nota, porque creo que he fallado solamente una pregunta. También es verdad que el examen no ha sido muy difícil, ha sido bastante asequible, pero bueno, tenía preguntas de derecho administrativo que algunas eran de estudiar bastante. Me he preparado también muchas oposiciones locales, de MAD me compré todos los libros de Subalternos y Conserje para Corporaciones Locales, y ahora tengo la ilusión de empezar con administrativo, de C1, también de Corporaciones Locales, y si puedo, ya ir a por las del Estado. Ahora mismo tengo la mente en esas: Administrativo de Corporaciones Locales, y las del Estado y la Comunidad Autónoma, la escala administrativa”.

¿Por qué decidió opositar?

Como tantos muchos otros, Juan Antonio García se sentía un tanto hastiado por el trato recibido en la empresa privada: “yo he trabajado en empresas que me han dado la carta de despido el mismo día. O sea, sin avisarme y sin nada. Y haciendo las cosas bien. Llevaba ya unos años, que, en vista de la poca suerte que he tenido con la empresa privada, veía que la única salida buena era meterme a trabajar en la administración. Tienes un trabajo estable que te da seguridad, sabes que puedes prosperar, tienes tus derechos consolidados, que eso raramente la empresa privada lo tiene, y ya me di cuenta. Estaba muy quemado. Decidí tomar las riendas y estaba trabajando y me puse a estudiar, convalidaba las dos cosas. Luego me quedé sin trabajo, e incluso estando sin trabajar estaba estudiando, buscando trabajo al mismo tiempo, pero tenía mi horizonte. Yo sabía que me tenía que sacar unas oposiciones. Cuáles, no lo sabía, pero sabía que tenía que sacarme algo. Y empecé con las más cercanas, las de la Generalitat y las de Ayuntamientos, y no sé cómo fue, me enteré de que las de Correos salían en un año o algo así, y me puse a estudiar como loco”, explica Juan Antonio.

Cómo es trabajar en Correos

El opositor afirma que “la conclusión es que me siento muy a gusto. Yo ahora mismo llego a mi trabajo y tanto con el jefe de la unidad como con mis compañeros muy bien, no tengo ninguna queja, y ha sido muy positivo. Es entrar en otro mundo que no tiene nada que ver con la empresa privada. Aquí tienes tus días de asuntos propios. Aquí trabajamos todos, pero no es un sitio como si fuera una empresa privada que tanto haces, tanto cobras. Yo estoy muy contento con ellos, y vamos, yo creo que ellos conmigo también”, indica Juan Antonio.

Una cualidad muy positiva de trabajar en Correos reside en la flexibilidad que ofrece a sus empleados: “es una empresa que al año saca dos concursos, tienes posibilidades de concursar para otro puesto, cada dos por tres en la plataforma de formación de Correos salen cursos de todo: de atención al cliente, de productos nuevos que sacan… Te puedo decir que en formación y en oportunidades de trabajo, dentro de lo que ya estás trabajando, las opciones las tienes y se las dan a todo el mundo, porque ahí todos los que somos trabajadores o empleados fijos tenemos oportunidades. Te dan ganas de seguir estudiando, y de seguir preparándote cosas”, afirma.  

Además, Juan Antonio se siente más que satisfecho: “me siento muy valorado, reconfortado y recompensado. No tiene nada que ver. Me siento como una persona que está trabajando en un empleo que se ha ganado y que se siente valorada por la empresa. Mis planes son seguir en Correos y si apruebo otras oposiciones ya se verá”.

Mensaje para otros opositores

Para los que quieren apostar por Correos, el mensaje de Juan Antonio es claro: “yo me centré solamente en lo positivo y pensé que la meta tenía dos caminos: uno lograr la plaza y otro entrar en bolsa de trabajo, porque claro, si tú apruebas, pero sin plaza, al cabo del tiempo se abre una bolsa de trabajo y tú puedes alegar que has hecho el examen y has sacado una buena nota, entonces eso ya te puntúa”.

En este sentido, para Juan Antonio García suprimir la negatividad es fundamental: “eliminar todos los comentarios de que es muy difícil, de que si no tienes puntos no vas a entrar, que es una pérdida de tiempo… yo eso lo resetearía, lo quitaría de mi mente y me centraría solamente en el temario y en el día del examen. Eso sí, debes renunciar durante un año de tu vida a no tener vida personal y esforzarte, y al tener tu meta, te darás cuenta de que un año no es nada, luego tienes toda tu vida para disfrutar. Yo haría eso, que es lo que me ha funcionado. Esos comentarios negativos los he oído y te lo ponen muy complicado, incluso la gente que está dentro piensa que lo tiene muy complicado, porque hay personas que llevan trabajando diez años y ya tienen más puntos que tú, y tú, aunque saques un diez, siempre vas a quedarte en un cinco, porque hay otros que tienen mucha puntuación, pero eso no lo tienes que pensar. Tienes que pensar que tienes esas dos opciones, esas dos metas: sacarte la plaza o entrar en bolsa. Así que diría que no hicieran caso de esos comentarios y que se centraran solo en estudiar”.

Lo único que hizo Juan Antonio García fue llevar la teoría a la práctica y eso le llevó a conseguirlo. Si él pudo lograrlo, tú también.

¡Te animamos a intentarlo!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí