¿Cuándo se presentan los méritos para la fase de concurso?

0
3553

El momento de presentar los méritos para la fase de concurso, y los plazos para ello, son muy diferentes entre convocatorias. Pueden ser al inicio del proceso o al final de las pruebas, 5 días de margen o con 10, pero siempre se detalla en la convocatoria o en las bases que inician el proceso.

Hay oposiciones en las que los méritos se presentan con la inscripción al proceso, pero, en la mayoría de los casos, sólo se permite que presenten los méritos los candidatos que superan la fase de oposición.

En todas las convocatorias se establecen unos límites temporales para cada fase y los méritos para la fase de concurso no son una excepción. Sea cual sea el momento de presentarlos siempre se marca un inicio y un fin para ello y hay una serie de reglas a cumplir en todos los casos:

  • No se contabilizará nada presentado fuera de plazo. Mucho ojo con el calendario del proceso.
  • Recuerda tener muy organizada la documentación que acredita tus méritos para poder aportarla dentro del plazo sin sorpresas de última hora.
  • Es muy importante tener en cuenta la fecha en la que debes tener los méritos adquiridos, porque es un dato fundamental para determinar la validez de un mérito.

¿Cómo se presentan los méritos para la fase de concurso?

Esta es una pregunta que no es fácil responder, ya que puede haber diferencias entre unos procesos y otros y, sobre todo, entre CCAA y administraciones. Cada una suele tener su propio portal telemático para aportar la documentación, con sus propias características y requerimientos técnicos. Sin embargo, hay una serie de aspectos comunes a casi todas ellas que establecen una estructura básica para presentar los méritos para la fase de concurso.

¡Vamos a analizarlos!

Normalmente los méritos en oposiciones se presentan una vez se ha superado la fase de oposición, es decir, la fase de la/s prueba/s. Lo habitual es que, tras la publicación de los resultados, se abra un período de entre 5 y 10 días para que el opositor aporte toda la documentación relativa a sus méritos. 

Pocas son las ocasiones en las que se deben presentar los méritos en el momento de la inscripción al proceso, aunque no se valoren hasta que se haya aprobado el examen.  

En la convocatoria se detalla la forma de presentar los méritos, normalmente a través de un modelo concreto que se debe cumplimentar y al que se debe adjuntar toda la documentación que acredita los méritos o a través de un portal de internet determinado. 

Veamos algunos ejemplos:

SAS. En el Servicio Andaluz de Salud los méritos se aportan a través de la VEC, donde se deben subir todos los documentos y completar el autobaremo en el plazo que se detalla en cada convocatoria.  

Correos. Sólo permite la subida de méritos a los candidatos que superan el proceso de oposición y siempre a través de su portal, en acceso privado de cada candidato. 

Para poder completar estos procesos con rapidez y reducir tu estrés, es recomendable tener escaneada la documentación acreditativa de cada mérito que vayas a aportar (títulos, permisos de conducir, hoja de acreditación de la administración, vida laboral…).

Una opción habitual es autorizar a la administración a verificar los datos que aportamos, lo que permite que no haya que presentar toda la documentación acreditativa ya que consentimos en que se verifiquen nuestros datos. Esto sólo es válido para algunos méritos, como la experiencia previa en la misma administración, por lo que debemos tener preparada el resto de documentación.

¿Y si no tengo méritos para la fase de concurso?

No te preocupes. Como ya hemos comentado anteriormente, no todos los procesos tienen fase de concurso, así que lo primero es revisar lo que dice tu convocatoria. Si, efectivamente, hay un momento para entregar los méritos para la fase de concurso y crees que no tienes nada que alegar, te animamos a:

  • Revisar de nuevo las bases. En muchos casos los idiomas, los permisos de conducir o alguna formación pueden sorprendernos y darnos un empujoncito para acercarnos a nuestra plaza.
  • Asegurarte de los plazos. Si aún hay margen hasta la fecha final de obtención de los méritos, puedes tener la oportunidad de realizar algún curso que te facilite puntos en el baremo.
  • Investigar las bolsas de empleo válidas para tu especialidad. No dejes pasar la oportunidad de apuntarte a todas las que puedas: nunca sabes dónde puede estar la oportunidad de ganar puntos por experiencia.
  • Comprobar si los exámenes aprobados en otras convocatorias aportan en los méritos. Si es tu primera oposición, quizás pienses que este consejo no es para ti. Pero siempre es interesante conocer este detalle si no es tu primera vez o si te presentas a más de una especialidad que pueda tener esta opción.

Te mostramos cuatro verdades que nadie te cuenta sobre los méritos para la fase de concurso: 

  • El primer objetivo es superar el examen (o exámenes) y para eso sólo dependes de ti. Nuestro objetivo no es solo aprobar, es conseguir la mejor nota posible para posicionarnos en los puestos más altos del ranking.  
  • La fase de oposición suele abarcar entre un 60% y un 70% de la puntuación final, por lo que los méritos aportan entre un 40% y un 30% del total. No vamos decir que es poco, pero sí podemos afirmar que la preparación individual para el examen marca más la diferencia que el baremo de puntos. 
  • No todos los que se presentan tienen experiencia y formación para completar todos los puntos de los méritos, así que es posible tener mejores resultados que la competencia. 
  • No todos los que tienen méritos superan la/s prueba/s y consiguen llegar a la fase de concurso, por lo que no son competencia de cara a las plazas. 

Si has seguido nuestros pasos para elegir la oposición y tienes claro que ésta es tu especialidad, debes tener en cuenta que la fase de concurso es un trámite más de tu proceso selectivo y debes prepararte para ella. Si ahora no tienes puntos puedes revisar la convocatoria y comprobar qué organismos imparten cursos baremables reconocidos para ti, revisar los que ya hayas hecho a lo largo de tu trayectoria previa (por si alguno tiene validez) y comprobar si puedes realizar algún examen oficial de idiomas que te certifique nivel para acreditarlo. 

Ten en cuenta que, normalmente, se aceptan méritos obtenidos, al menos, hasta la fecha de fin de solicitudes, por lo que puedes valorar si te da tiempo a realizar alguna formación o capacitación de las contempladas para tu especialidad. Revisa esta fecha de fin de consecución de méritos, y comprueba el margen que te da para sumar en tu fase de concurso. 

Y ahora que ya sabes todo sobre los méritos… ¡Solo queda ponerte manos a la obra! Puedes ponerte en contacto con el equipo de Mundopositor si necesitas más información.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.