La Neurociencia en el mundo de las Oposiciones

0
1714
La Neurociencia en el mundo de las Oposiciones

¿Qué mecanismos usa nuestro cerebro para aprender? ¿Cómo funciona el almacenamiento de datos en nuestra memoria? ¿Qué técnicas potencian nuestra capacidad de retener información? Todo esto es lo que estudia el neuroaprendizaje, neurociencia o neuroeducación. Esta disciplina surge de la combinación entre la psicología y otras disciplinas científicas que determinan las bases biológicas sobre cómo se produce el aprendizaje y el conocimiento. En este post veremos los efectos de la Neurociencia en el mundo de las Oposiciones.

Conocer cómo se produce el aprendizaje es uno de los grandes superpoderes que esta disciplina puede ofrecerte. Saber cómo se almacena la información en la memoria, cómo funciona la atención, hasta dónde te puede llevar una motivación sana y cuáles son las técnicas que puedes aplicar a diario para conseguirlo, facilitan que saques todo el rendimiento a tu dedicación y esfuerzo.

En Mundopositor creemos que esta tendencia de aprender a aprender no es una moda y que ha llegado para quedarse. Y, como el saber no ocupa lugar, pero puede ahorrarte mucho tiempo y esfuerzo, queremos presentarte las técnicas más efectivas y sencillas que puedes usar en tu preparación para poner la neurociencia de tu lado.

La Neurociencia en el mundo de las Oposiciones: menos teoría y más técnica

Si algo nos caracteriza en Mundopositor Te Orienta, es que nos gusta “ir al grano” y daros información útil, sin rodeos, así que os facilitamos las 5 técnicas más útiles para que funcione la Neurociencia en el mundo de las Oposiciones:

  • Innova. Utilizar técnicas nuevas en tus sesiones de estudio ayuda a potenciar la curiosidad y, con ella, la memoria. Puedes probar a salir de los tradicionales esquemas y cuadros, y utilizar estructuras de árbol o mapas mentales que dejan espacio para los dibujos simbólicos y el color. Hazlo atractivo y lo harás memorable.
  • Dinamiza. No te quedes sentado/a para memorizar. Numerosos estudios han de mostrado que el movimiento ayuda a potenciar el recuerdo y alarga la persistencia de las informaciones en la memoria. Realiza autoexplicaciones, estudia al aire libre, diseña algún juego de palabras para establecer relaciones entre los conceptos…  Marca objetivos alcanzables para generar endorfinas (una de las hormonas de la felicidad) y sé creativo/a para llevar tu memoria a su máximo potencial.
  • Siempre positivo. El clima de estudio, y tu mentalidad a la hora de afrontarlo, son fundamentales para potenciar el denominado “aprendizaje emocional”. Las emociones son una parte fundamental del aprendizaje a cualquier edad, ya que éste se produce de forma más natural y fluida cuando se realiza rodeado de emociones positivas que nos hacen generar la conocida dopamina (la conocida hormona de la felicidad). Afronta tu preparación con el objetivo fijado en tu plaza y la seguridad de alcanzarla y verás cómo se potencia tu memoria.
  • Estrés limitado. No podemos decir que el estrés sea negativo, porque es, entre otras cosas, un potenciador de la concentración debido a las hormonas que se liberan. Sin embargo este es un ejemplo de que “lo bueno, si breve, dos veces bueno”: si bien un poco de estrés puede ayudar a concentrarse y memorizar más (gracias al cortisol que te ayuda a estar en alerta), un exceso suele desembocar en bloqueos y emociones negativas, que en nada ayudan al estudio de calidad.
  • Musicaliza tu oposición. Estudiar con música de fondo no es para todos, pero ponerle banda sonora a tu estudio puede suponer un cambio radical en el rendimiento de tu memoria. Dale ritmo a las listas que debas memorizar y verás cómo es más fácil fijar esos datos que parece imposible recodar. Además, la música ayuda a establecer conexiones entre los dos hemisferios cerebrales y a producir dopamina.

El neuroaprendizaje se basa en entender cómo aprendemos para aprender más y mejor, con rapidez y eficacia, aprovechando nuestra biología y hormonas en nuestro beneficio, adquiriendo los conocimientos de forma más duradera y profunda y con mucho menos esfuerzo.

Ahora que sabes cómo se hace, cuéntanos, ¿te animas a probar la Neurocencia en el mundo de las Oposiciones?

Visitas: 1044