Cuando una oposición no solo es para ti 

0
663
Cuando una oposición no solo es para ti

A veces, mientras estudiamos una oposición, vemos a nuestro alrededor personas a las que les encaja “eso de opositar” pero no lo hacen. Quizás no se lo han planteado nunca. Quizás lo piensan cada día, pero no dan el paso. Quizás no saben de qué va. Quizás sienten curiosidad, pero no dan el paso… 

Y tú lo ves claro. Intuyes que lo harían genial, que lo conseguirían seguro, pero no sabes cómo hacerles ver que es una alternativa perfecta para ellos. 

Para estas personas hemos preparado este post. Nosotros te damos las razones. Tú pones la intuición. 

7 razones poderosas para prepararse una oposición: 

  1. Tiempo de calidad. Un horario estable con más días al año libre, con posibilidades de flexibilizar el horario y con condiciones especiales para conciliar la vida profesional y personal. Que sí, que durante 12 – 18 meses tendrás que estudiar y hacer malabares con el tiempo, pero el resto de tu vida dispondrás del control absoluto sobre el mismo. 
  1. Sueldo seguro. Y estable, que irá aumentando progresivamente con los trienios, quinquenios y demás complementos que puedes ir adquiriendo con el tiempo y con las promociones internas a las que puedes ir accediendo. 
  1. Autocuidado y salud. Sí, sí: salud. Porque disponer de un horario estable y de unos ingresos fijos, facilita el descanso y posibilita que dispongas de las condiciones adecuadas para ir al gimnasio y cuidar tu alimentación. Y, para vivir, la salud es fundamental. Una oposición puede mejorar tu calidad de vida.  
  1. Vacaciones más largas. Más días de vacaciones. Y no solo más que los demás, sino más días cuanto mayor es tu antigüedad. Y es que las vacaciones aumentan de forma paulatina año tras año. 
  1. Condiciones laborales. Desde la seguridad que da la garantía de un trabajo “para toda la vida”, hasta la tranquilidad de las horas extra pagadas, medidas de conciliación exclusivas y facilidades para flexibilizar horarios, las condiciones laborales de los funcionarios son, sencillamente, inmejorables. 
  1. Desarrollo profesional. Puedes acceder a la función pública desde una categoría X y subir una o varias categorías a través de procesos de promoción interna.  Llegarás donde quieras promocionando dentro de tu administración o incluso cambiando de administración. No hay techos en la función pública. Otro motivo más para prepararte una oposición.  
  1. Variedad de opciones. Porque preparando un temario base y complementando con temas específicos, puedes presentarte a varias oposiciones diferentes. Esto pasa, por ejemplo, con las categorías de las corporaciones locales, cuyo temario tiene un 80% aproximado de temas iguales, y el resto dependen de cada ayuntamiento, por ejemplo. De esta forma, si te preparas para ser auxiliar administrativo de tu localidad, podrías optar a otros procesos de la misma especialidad en municipios cercanos de tu interés.  

Y si estos argumentos te parecen poco, recuerda las ventajas para negociar con bancos y aseguradoras para conseguir mejores condiciones y descuentos en préstamos y pólizas, por ejemplo. 

Desde Mundopositor creemos que estas razones son más que suficientes para que la oposición se convierta en una alternativa interesante para esas personas a las que, tú, Opositor, ves claramente siendo funcionarios el día de mañana. Y si esa persona no sabe qué oposición preparar, recuérdale que en Mundopositor Te orienta, le ayudamos a encontrar su camino hacia la Función Pública. 

¿Tienes más razones para iniciar este camino? Cuéntanos. Te escuchamos