El sesgo de apreciación del lujo en base al precio. ¿Lo que cuesta más vale más?

0
180
lujo en base al precio

¿Lo más caro es siempre lo mejor? Nuestro cerebro tiende a creer que sí. Pero en Mundopositor no estamos tan seguros de ello. De esta idea nace el sesgo de apreciación del lujo en base al precio o efecto Veblen del que te vamos a hablar en este post. 

Vamos a por ello. 

Origen del lujo en base al precio

Thorstein Veblen fue un economista estadounidense que se dio cuenta, a principios del siglo XX, que no todos los bienes de consumo que encarecían su precio reducían su consumo. Llegó a esta conclusión al observar que si un objeto o servicio era percibido por los consumidores como “de lujo” o “exclusivo” el precio se percibía como un elemento más de ese lujo. 

Esto se debe a que nuestro cerebro activa los mecanismos de placer y recompensa cuando cree está disfrutando de algo exclusivo que no todos tienen (joyas, coches, vacaciones, vinos, moda…). Así es cómo se activa el lujo en base al precio en nuestro cerebro.

Además, todos tenemos en nuestra mente la idea de que la calidad se paga y que lo barato sale caro, ¿verdad? Efectivamente suele ser así, pero que la calidad se pague no quiere decir que un precio elevado sea señal de que un producto sea de calidad.  

Ejemplos del lujo en base al precio

Esta idea de exclusividad que hace que el precio pase a un segundo (o tercer) plano en el mundo de las oposiciones lo podemos encontrar en esos programas de preparación que tienen plazas limitadas o que solo se abren una vez al año y solo durante unos días.  

¿Cómo lo vencemos? 

Para reducir el impacto que puede tener en nuestras decisiones, y en nuestra economía, os proponemos 3 sencillos tips: 

  1. Valora lo que ese servicio o producto te aporta en tu vida real. Revisa lo que te ofrece y si cumple con lo que tú necesitas. 
  1. Investiga otras opciones del mercado. Nunca un servicio o producto es tan exclusivo como para que no haya otros similares que puedas considerar como alternativas. 
  1. Revisa las opiniones de otros consumidores que hayan usado ese servicio con anterioridad. Pero no lo hagas solo en la web del proveedor: mira en foros y en RRSS para encontrar opiniones de todo tipo y quédate con las que te parezcan razonables. Siempre habrá personas satisfechas y personas descontentas. Lee los comentarios y saca tus conclusiones. 

Y recuerda que lo importante es sacar tu plaza, alcanzar el objetivo que te has planteado, y para ello es necesario contar con los mejores recursos, que son los que se adaptan a tus necesidades y preferencias. Por eso importante aplicar un criterio que no esté contaminado por el lujo en base al precio.