Método SQ3R: comprender para recordar

    0
    31171
    Método SQ3R

    En Mundopositor queremos ayudarte a optimizar el tiempo que pasas estudiando para que seas más eficaz, mejorando el recuerdo y la comprensión de los textos. Por eso queremos presentarte una técnica de estudio conocida como el Método Robinson o Método SQ3R.

    Cuando nos enfrentamos a la preparación de un temario de oposiciones una de las tareas base es leer, leer y leer.

    ¿Qué significa SQ3R?

    SQ3R son las siglas en inglés de cada uno de los pasos que estructuran el Método Robinson: Survey (explorar), question (preguntar), read (leer), recite (recitar) y review (repasar).

    ¿Cómo se lleva a cabo el Método SQ3R?

    El Método SQ3R o Método Robinson desarrolla, en 5 sencillos pasos con el objetivo de mejorar nuestra lectura comprensiva, ayudando a asimilar de manera más rápida y clara los contenidos, facilitando la retención de información y aumentando el rendimiento en el estudio.

    Veamos por qué es una de las técnicas de estudio preferidas de los estudiantes en todo el mundo.

    1. Survey (Explorar).

    Consiste en hacer una primera lectura superficial del tema a estudiar, sin entrar en detalles, sólo para sacar la idea principal y entrar en contexto antes de empezar a trabajar el contenido. Hemos de mirar que aspectos están desglosados en el índice y los títulos, subtítulos y apartados que lo componen. Para completar esta fase no es necesario dedicar más de 10 minutos.

    2. Question (Preguntar).

    En este momento se deben anotar las dudas que nos han surgido en la fase anterior, desde una perspectiva crítica y dinámica, y tratando de relacionarlo con los conocimientos previos que podamos tener al respecto.

    Un ejemplo de preguntas tipo sería ¿qué conceptos de los que se trabajan ya conozco? o ¿manejo el vocabulario que se usa? Cuántas más preguntas te plantees más aprenderás en las fases siguientes.

    3. Read (Leer).

    Es el momento de leer de manera activa, prestando atención a las ideas desarrolladas, las palabras usadas, las referencias, los gráficos, las ilustraciones…

    Se trata de una lectura profunda del tema que nos facilita empezar a trabajarlo mediante resúmenes, esquemas y subrayado de los contenidos. En esta fase no hay que tratar de ir deprisa, sino más bien lo contrario, incluso realizando una segunda lectura completa para asegurar el trabajo realizado sobre el texto.

    4. Recite (Recitar).

    Aparta el libro o los apuntes trabajados y repite en voz alta los conceptos o ideas principales que recuerdes.

    Trata de recitarte a ti mismo/a todo lo que has leído, no de manera literal (no estamos memorizando), sino con tus propias palabras para facilitar la retención de la información y hacer los aprendizajes más sólidos. Puedes ir creando tus propias notas para recordar todo lo que quieres recitar.

    5. Review (Repasar).

    Este paso es fundamental en cualquier proceso de estudio ya que sirve para afianzar los aprendizajes.

    Requiere de releer y aprovechar las notas, esquemas y resúmenes que se hayan elaborado en la fase anterior, ya que siempre es más sencillo entender y recordar las propias palabras. Lo más adecuado es alargar esta fase durante varios días, trabajando al mismo tiempo el texto original y los materiales que hemos elaborado a partir de él, para afianzar y memorizar los contenidos.

    Aunque este método es muy útil con estas 5 sencillas fases, los autores Thomas y Robinson (1979) incluyeron dos fases más, convirtiendo las “3R´s” en 5:

    Record

    Registrar las ideas más importantes de los contenidos trabajados, a modo de conceptos centrales. De esta forma se focaliza la atención en esas informaciones más relevantes.

    Reflect:

    Reflexionar sobre el material para emitir juicios críticos y valorativos, interiorizando y asimilando más los contenidos al relacionarlos con otros aprendizajes previos incluyéndolos en nuestros esquemas mentales y de conocimiento.

    Ventajas de usar el Método SQ3R

    Éste método te permitirá mejorar tu comprensión lectora en general, y el conocimiento del tema trabajado en particular. Además, tiene todas estas ventajas:

    1. Se adapta a cualquier contenido.

    2. Desarrolla capacidades básicas para extraer informaciones esenciales y priorizar contenidos.

    3. Reduce los tiempos de estudio.

    4. Ayuda a establecer relaciones entre conceptos nuevos y previos.

    5. Permite clasificar y recordar de manera sistemática los nuevos aprendizajes.

    Otros métodos de estudio interesantes:

    El Método Feynman.
    El Método Cornell.
    La Técnica Pomodoro.
    El Método LOCI.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí